EL CARNAVAL DE BADAJOZ

El Carnaval de Badajoz está considerado como uno de los tres mejores carnavales de España, es de Interés Turístico Regional por la Junta de Extremadura y declarado de Interés Turístico Nacional por el gobierno de España, tiene como principal característica la amplia participación popular, convirtiéndose las calles de la ciudad extremeña en una masiva fiesta de disfraces, siendo extraño ver a partir de las 22:00 horas a una persona en toda la ciudad sin llevar un disfraz o máscara en las noches del sábado y lunes se calcula que alrededor de 80.000 personas llenan las calles del casco antiguo y Santa Marina.
Esta fiesta en honor de Don Carnal se encuentra en su máximo apogeo. Cada año aumenta el número de españoles y portugueses que visitan la ciudad con motivo de su fiesta más importante para vivirla intensamente, ocupando casi por completo su oferta hotelera.
Origen e Historia
Los etnólogos sitúan el origen del carnaval en las “Saturnalias” o fiestas de invierno paganas del mundo griego y romano. Desde la Edad Media hasta nuestros días en una sociedad fuertemente influida por el cristianismo, los carnavales se convirtieron en la despedida de la “carne”, de los placeres terrenales para entrar en el periodo de recogimiento de la Cuaresma.
Las crónicas relatan fiestas de Carnavales en la ciudad desde antiguo aunque es del siglo XIX y XX de cuando más información disponemos, y en ellas se nos explica que en Badajoz siempre fue ésta una fiesta popular que consistía en bailes de máscaras de las distintas Sociedades de la época como el Casino de Badajoz, el Liceo de Artesanos, el Círculo Obrero, y también en lugares públicos como el López de Ayala o el Paseo de San Francisco. También eran populares las “estudiantinas”, grupos de jóvenes que hacían coplas picantes e irónicas y las iban cantando por la ciudad.
Con la llegada de la guerra y la prohibición de las fiestas carnavalescas por el General Franco hizo desaparecer de la escena pública el disfraz y la crítica en la ciudad pacense.
A la muerte del dictador, el Carnaval como en muchas partes de España se convierte en Badajoz en un instrumento de lucha por las libertades y contra la estricta moral religiosa impuesta por el régimen franquista, aunque no es hasta 1980 cuando el ayuntamiento comienza a organizar los distintos concursos y desfiles. Es ésta la fecha que los carnavaleros pacenses toman como la de la recuperación de la fiesta más importante de Badajoz.
Los años 80 del anterior siglo son fundamentales para el apogeo de la fiesta, se produce una explosión participativa espectacular, saliendo a la calle miles de personas de todas las edades disfrazadas y coreando el grito de guerra: ¡eo Badajoz, Badajoz, Badajoz!
Siendo alcalde D. Manuel Rojas Torres (desde 1983 a 1991), durante años miembro de la murga “El guatinay”, se impulsó la fiesta configurándose la estructura que hoy en día tiene, estableciéndose el “Martes de Carnaval” como fiesta local, difundiendo la imagen de la fiesta en el exterior e incluso creando una televisión local que únicamente emitía durante Carnavales para acercar la fiesta a toda la ciudadanía.
Posteriormente, las corporaciones municipales que le han seguido también han apoyado la fiesta, dado que ésta se ha convertido en una seña de identidad de la ciudad y de toda Extremadura, hasta el punto de que el Ayuntamiento y la Junta de Extremadura han inaugurado el “Museo del Carnaval de Badajoz" el 14 de febrero de 2007.En el año 2011 ha sido declarado de interés turístico nacional por el gobierno de España.
La fiesta
Los Carnavales en Badajoz se abren con la Fiesta de las Candelas, que se celebra el primer sábado después del día 2 de febrero. Ese día al llegar la noche se queman unas enormes hogueras y tras tomar hornazos y vino de la tierra las comparsas tocan su instrumentos de percusión en un concurso conocido como “La Tamborada”, que se hace en la Barriada de San Fernando: cruzando el Puente Viejo y subiendo la avenida Carolina Coronado, hasta la calle Valladolid que desemboca en el parque San Fernando, donde he celebra la tamborada
A partir de esta fecha comienza el Concurso de Murgas con las preliminares, semifinales y la final que se celebra el Viernes de Carnaval.
El Viernes de Carnaval comienza con el desfile de comparsas infantiles en el que las “promesas del carnaval” recorren las calles del centro de la ciudad con sus batucadas y coreografías hasta la Plaza de España donde se congregan miles de personas para presenciar “el Pregón”.
“El Pregón” es el acto en el que “el pregonero” (que suele ser un personaje famoso, relacionado con la ciudad o con el carnaval) anima desde el balcón principal del Palacio Municipal a la ciudadanía a participar e inaugura de manera oficial los festejos, el Viernes de Carnaval.
En la noche del Viernes de Carnaval se celebra la Gran Final del Concurso de Murgas, los bares y locales de copas de la ciudad decorados para la ocasión se empiezan a llenar de disfraces.
Sábado de Carnaval: El sábado comienza con el Concurso de Disfraces Populares y de Comparsas Infantiles y en la noche las calles del llamado Frente Sur (Santa María de la Cabeza y Plaza de Conquistadores) y del llamado Frente Norte (las calle del Casco Antiguo) se convierten en una enorme fiesta de disfraces donde nadie ni oriundos ni visitantes va sin un disfraz. Esta noche es la más multitudinaria debido a que al ser domingo el día siguiente, es la escogida por parte de los visitantes de las poblaciones cercanas y de la vecina Portugal para disfrutar del jolgorio. Es normal encontrarte con una pasacalles de comparsa al que sumarte bailando al ritmo de su percusión o escuchar las coplillas de una murga en cualquier local.
Domingo de Carnaval: El Domingo por la tarde se celebra el Gran Desfile de Comparsas, grupos y artefactos y recorre el Paseo Fluvial, Santa Marina, Enrique Segura Otaño y Avenida de Europa, en el cual participan unas 40 comparsas, 5 grupos y 15 artefactos y alrededor de 3000 personas. Este evento es seguido por más de 100.000 personas en las diferentes avenidas. Tras el desfile las comparsas esperan en la calle las deliberaciones del jurado del Concurso de Comparsas. En el año 2013 se celebro por la mañana, que esto conllevo a muchas polemicas entre las comparsas y grupos menores, ya que el dia antes es un dia de fiesta y la gente no puede trasnochar para desfilar.
Lunes de Carnaval: El popular barrio de San Roque acoge en la víspera del entierro de la Sardina el Concurso de Disfraces y Actuaciones Infantiles, mientras al llegar la noche la gente se prepara para afrontar la noche más larga del Carnaval en la que muchísimos pacenses salen de fiesta ininterrumpida hasta la mañana del día siguiente en el que les espera el entierro de la sardina en el barrio de San Roque.
Martes de Carnaval: Una estampa muy típica es el peregrinaje de los que han pasado toda la noche en la marcha carnavalesca En Santa Marina o el casco antiguo cruzando el Arroyo de Rivillas para llegar al popular Barrio de San Roque para celebrar el entierro de la Sardina.
El entierro de la Sardina consiste en un cortejo fúnebre en el que el féretro de la sardina es seguido de numerosas plañideras que vestidas de riguroso negro acompañan a la difunta, tras ellas va el Desfile de Comparsas del Martes de Carnaval que recorre las avenidas del más populoso de los barrios pacenses.
Mientras tanto los bares y tascas sacan a la calle las parrillas y al son de la música se asan las sardinas, pero también las pancetas, el pestorejo y los pinchitos, regados con buen vino de la tierra o cerveza.
La fiesta no termina hasta que ya en la noche del Martes se hace entrega en el Paseo de San Francisco de los Premios de los distintos concursos.
Agrupaciones
Murgas: La murga es una agrupación de entre 10 y 15 componentes, su función en el carnaval pacense consiste en hacer canciones mayormente de carácter sátirico, cómico o de denuncia referidas a su disfraz o centradas en acontecimientos de la actualidad local o nacional . Los instrumentos que tocan en la interpretación de su repertorio son el bombo, la guitarra española, la caja y la pedorreta. En el concurso oficial que se disputa en el teatro López de Ayala (S.XIX) han de interpretar una presentación, dos pasodobles originales en música y letra, dos cuplés originales en música y letra con su estribillo y por último el repertorio libre que se basa en un popurri de canciones cortas en el que se incluye la despedida. En el año 2009 participaron 41 murgas, además de muchas otras murgas que actuaron en bares y plazas de la ciudad. Algunas de ellas están asociadas en la Federación de Asociaciones Murgueras de Badajoz (Famub).
Comparsas: la comparsa es una agrupación de al menos 30 miembros, su función en el carnaval pacense consiste en animar el ambiente mediante pasacalles a ritmo de la percusión de bombos, zurdos, cajas simples y rumberas, campanillos, güiras, panderos entre otros y la ejecución de coreografías que ensalzan sus coloridos y espectaculares disfrazes creados, diseñados y confeccionados por los miembros de la comparsa donde destacan los artisticos y evocadores gorros. Suelen participar unos 40 grupos en el desfile del domingo del que son sus auténticas protagonistas.Se asocian principalmente en la Federación de asociaciones locales del carnaval pacense.(Falcap)
Grupos: estas agrupaciones suelen formarse por pandillas de amigos o familiares que preparan su disfraz en común, bien para ir todos iguales o para realizar una estampa que normalmente suele ser satírica o cómica. Tiene la característica de ser menos de 30 miembros.
Artefactos: Los artefactos suelen estar relacionados con los grupos pero en lugar de ir a pie van en un artilugio motorizado o carrozas.

STOP

PLAY

Fuente de Información

http://es.wikipedia.org/

MENÚ